EL OBSERVADOR LABORAL   5 de abril de 2019

Isasmendi: “Loma Negra sin humanismo, sin sensibilidad social, tiene unido a todo un pueblo en la incertidumbre del cierre de la planta”

Por: Redacción A1 Noticias

La cementera Loma Negra, comunicó al personal de la planta ubicada en Barker la no renovación de contratos. Desde AOMA, el gremio del sector se impulsó un paro de actividades de los 350 empleados en el lugar, ante la sospecha que sea el inicio de un paulatino desmantelamiento de la planta. Martín Isasmendi en diálogo con El Observador Laboral detalló el conflicto


(Benito Juárez, 04.Abr.2019 / A1 Noticias) La pequeña población de Barker está ubicada en el partido bonaerense de Benito Juárez, y su principal fuente de trabajo es la planta de la cementera Loma Negra, donde desarrollan sus tareas laborales 350 personas de las 7000 que tiene la comunidad.

Loma Negra, es uno de los emblemas de la industria del cemento y cuando hace unos días anunció a sus empleados de Barker que no se renovarán contratos, ni serán cubiertas las respectivas vacantes de personal, automáticamente los dirigentes sindicales de AOMA encabezados por Martín Isasmendi convocaron a una asamblea de trabajadores que determinó iniciar un paro por tiempo indeterminado por temor a que sea el comienzo un proceso de vaciamiento.

Isasmendi aseguró que “la situación por suerte la agarramos a tiempo cuando quisieron arrancar con los despidos y ahora acabamos de confirmar lo que nosotros sospechábamos. La empresa tenía planeado cerrar nuestra planta en Barker y volver a transformarlo en un pueblo fantasma como ya nos pasó como por el 2001”.

Durante ese año la planta cementera de esa localidad decidió cesar las actividades y cerró la fábrica. “Eso lo tenemos grabado en nuestra identidad como vecinos, como pueblo y por eso la contundencia de nuestra lucha y el ejemplo hacia el movimiento obrero”, explica el dirigente de la Asociación Obrera Minera Argentina. “Lo que estamos viviendo es impresionante, seguimos avanzando aunque todavía no ganamos nada, el único objetivo es preservar la fuente de laburo y ahí vamos a estar firmes”, sostuvo.

La planta está paralizada desde hace diez días por decisión de los trabajadores “y recién hoy se dignan a darnos algún tipo de respuesta”, explica Isasmendi en un cuarto intermedio de la reunión en las oficinas porteñas de Trabajo. “Esta empresa que irresponsablemente sin humanismo, sin sensibilidad social, tenía unido a todo un pueblo en la incertidumbre y después de 10 días de paro viene a decir, lo que nosotros sabíamos que era así”.

Isasmendi relata que “la lucha recién arranca, acá estamos con los compañeros trabajadores que nos acompañaron en dos combis, somos alrededor de 50 o 60 personas. Contentos, peleando, luchando, con alegría, con la familia pacíficamente pero a su vez contundentemente. Agradecerte a vos por la difusión porque necesitamos que nuestro conflicto se visibilice y necesitamos que seamos como la varicela. Que se contagie todo nuestro país para torcer este modelo que nos está haciendo pedazos, para torcer este modelo que está destruyendo a los trabajadores, para torcer este modelo que es para muy pocos y no para la mayoría”, afirmó.

Al salir de la audiencia y cerca de la medianoche Martín Isasmendi comunicó que “se dictaminó la reconciliación obligatoria. Comenzaremos a trabajar el día de mañana a las 6 de la mañana incorporándose los 4 compañeros que se les vencían los contratos el 31 de marzo y Braian Piteli”. A primera hora de la mañana se convoca a una nueva asamblea “con la presencia del pueblo, con todos los trabajadores mineros, esto es un primer paso. La lucha continua y la conciencia tiene que estar recontra firme”, se despidió el secretario general de AOMA.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios