EL OBSERVADOR LABORAL

14 de marzo de 2019

Víctor Filardi (UPSRA): “Los vigiladores sufren la precarización, están en cabinas de madera que en una tormenta se llueve más adentro que afuera”.

El dirigente gremial es Delegado de la Región Oeste de la Unión del Personal de Seguridad de la República Argentina. En una entrevista exclusiva advirtió que “muchas empresas del sector no cumplen con nuestro Convenio y por esto hay mucha precarización. Muchos trabajadores ni siquiera pueden hacer un reclamo”, detalló

(Morón, 14.Mar.2019 / A1 Noticias) La dificultad de la tarea gremial de los delegados de UPSRA se ve afectada por la intervención decretada desde la época en que Jorge Triacca estaba al frente del desaparecido Ministerio de Trabajo. Filardi relata que esta situación “es aprovechada por las empresas que hacen las cosas a su antojo y no como marca el Convenio nuestro, que desgraciadamente no se cumple”.

Esta coyuntura “encuentra a los trabajadores que no pueden hacer ningún reclamo y los empresarios de la seguridad hacen lo que quieren”, puntualiza el representante gremial, aclarando que “yo como Delegado Regional de la zona Oeste, como otros compañeros que están designados, hacemos todas las demandas ante la Secretaría de Trabajo y en donde mostramos la situación de las empresas del no cumplimiento de la Ley de Trabajo”.

El gobierno nacional impulsa una política de precarización laboral, y el sector de vigiladotes y custodios se ve mucho más afectado. Víctor Filardi cuenta que “nuestros trabajadores se encuentran muy precarizados; están en una cabina de madera donde no tienen agua potable, no tienen baños químicos, no tienen como refugiarse de una tormenta porque se llueve más adentro de lo que es afuera”.

Afirmando que “si o si el trabajador tiene que tener una solución a sus reclamos y la respuesta tiene que ser inmediata”. También se refiere al tema de la falta de descanso con extensos turnos de trabajo, tal como es el caso de “los compañeros que están en la custodia en las rutas y que terminan el destino y salen con otro destino, y no tiene ningún descanso”, manifiesta.

Filardi relata que como agravante a esa riesgosa tarea, “las unidades son obsoletas, si los trabajadores realizan custodia con armas, las armas no están en condiciones y hemos detectado que algunas empresas chicas, son fantasmas”, denuncia. Ante esta realidad, el delegado de USPRA considera que “lamentablemente el trabajador ante la necesidad de seguir con estabilidad laboral y llevar su sueldo a fin de mes, toma altos riesgos y viven de esa forma”, finaliza.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios