EL OBSERVADOR LABORAL   2 de diciembre de 2018

Aníbal Rucci: “La militancia tiene que empujar para arriba y decirles que el camino es la unidad”

Por: Redacción A1 Noticias

El día que el General Perón retornó a la Argentina, en el año ´72, el actual concejal de Ituzaingo, tenía 14 años y acompañaba a su padre, el secretario general de la CGT. Recordó esos años de militancia y considera que “que el camino es la unidad, para poder revertir un proceso que empezó en 2015, con medidas que perjudican a los trabajadores”

(Ituzaingo, 02.Dic.2018 / A1 Noticias) El hijo del desaparecido titular de la CGT en tiempos de Perón, recuerda que “en casa vivíamos las instancias previas durante muchos años y la lucha de los dirigentes del peronismo para llegar a ese 17 de noviembre”, al que califica de “hermoso y que nos llenó de emoción a todos”.

Perón estuvo 17 años en el exilio y ese largo tiempo “fue de lucha muy fuerte, con cárceles, con todo tipos de persecuciones”, a los dirigentes y dice con emoción que “haber logrado ese objetivo y sobre todo mi padre que había dicho que asumía la responsabilidad de la conducción de la CGT, siempre y cuando la CGT estuviese sólo para el retorno del general Perón y por eso quedó esa foto, de mi padre con esa sonrisa tan amplia”, dice Aníbal Rucci.

Con un tiempo muy distinto a su adolescencia, el dirigente peronista observa el actual “a veces con mucha tristeza porque veo que algunos anteponen los egos personales ante la necesidad de unidad que realmente necesitamos”, sostiene. Habla del 2019 y cree que “no va hacer fácil”, aunque aclara que “si vamos todos juntos, vamos a ganar la elección y vamos a poder revertir un proceso que empezó en 2015”.

Analiza que la política del gobierno nacional, “lo único que ha hecho fue decirles: Ustedes no merecen vivir bien. Si no fuese así no se hubiesen tomado las medidas desde el mismo día que asumieron, medidas que perjudican por sobre todo a la clase media, media baja y al pobre; incrementando la pobreza, bajando los recursos para todos los trabajadores”.

El edil de Ituzaingo supone que “la inflación galopante va a llegar al 50%, tenemos un presupuesto armado para la timba financiera y para el endeudamiento, y lo único que vamos hacer es pagar. No va a existir inversión, no va haber nada”. Vuelve a hablar de peronismo, asegurando que “los que levamos una doctrina encima, y también historia, hemos vivido tiempos donde era distinto, existían los proyectos comunes”, asegurando que “la militancia tiene que empujar para arriba y decirles que este es el camino, que el camino es la unidad”. Opina que los dirigentes “dejen los egos para otro momento”.

Rucci razona que “a la CGT la concibo con una sola conducción, no estoy de acuerdo con los triunviros. Conociendo a mi padre como lo conocí, al que he acompañado en muchísimos viajes, he compartido horas con él en la CGT, no tengo duda que si él estuviese hoy y pudiésemos trasladar aquel momento a este, sería una CGT de alerta continuo”, imagina. “La CGT tiene que estar para la defensa de los trabajadores, hoy eso está fallando”.

También analiza el movimiento obrero “dividido”, por eso opina que “que hay que convocar a una gran Confederal donde salga electa una sola persona y poner a la CGT al servicio de los intereses que siempre ha representado y que debería seguir representando. Yo no creo que un bono de fin de año pueda solucionar ningún tema económico de la sociedad argentina es un paliativo un poquitito egoísta”, afirma.

Considera que “por ese bono no vamos a hacer un paro”, sosteniendo que “nada que ver una cosa con la otra; hay problemas muy profundos como los aumentos de tarifas, la pérdida del salario, todo lo que estamos viviendo realmente es muy preocupante y la gente debería también presionar para que salgan a luchar todos como tiene que ser. En conjunto entre todos porque nosotros nacimos para defender a la patria y para defender al pueblo, creo que ese debería ser el camino”, concluye Rucci.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios