Domingo 31 de Mayo de 2020

Hoy es Domingo 31 de Mayo de 2020 y son las 13:37 * PARA COMUNICARSE O ENVIAR GACETILLAS DE PRENSA por mail a ideas.comunica@gmail.com * A1 Noticias *

  • 12.2º
  • Mayormente nublado

12.2°

El Tiempo en Capital Federal

OPINIÓN

27 de abril de 2020

Jorge Rachid: “La Cuarentena es el único medicamento conocido para la Pandemia y debe administrarse como tal”

Por: Redacción A1 Noticias

El prestigioso médico sanitarista y militante del peronismo brinda su opinión sobre la situación actual de la Pandemia por el Covid-19, los medicamentos y como administrar la cuarentena. Rachid sostiene que “el pueblo argentino está dando un combate a la enfermedad, con una prescripción precisa, cuyo tiempo lo determinará la evolución del paciente”

(CABA, 27.Abr.2020 / A1 Noticias) Comprender el término medicamento en su administración, es entender que las ventanas terapéuticas existen. Son aquellos tiempos en los que el medicamento hace efecto, por eso la prescripción médica indica, en el caso de los antibióticos, cada ocho horas en el caso de la amoxicilina 500 y si fuese de 1000 cada 12 horas, si los horarios no se respetan, las bacterias a las cuales el ATB va a combatir, se reproducen e invaden tejidos y órganos.

Con cualquier otro tratamiento, aunque no se un combate contra un virus o una bacteria sucede lo mismo. Si una persona es hipertensa y tiene indicado como medicación de su enfermedad crónica no transmisible, losartan 50, será porque su organismo, en función del peso y la gravedad del caso lo requiere dos veces al día, si ese plazo se estira, los peligros de complicación de la patología aumentan.

Con la Cuarentena pasa exactamente los mismo, al ser el único remedio posible de combate a la Pandemia, se indica sobre poblaciones y sus administración, para que se comprenda por parte del conjunto de la Comunidad, debe ser administrada como un medicamento, sin porosidades que permitan la filtración del virus, que bloquee su llegada a los compatriotas, que impida que la Pandemia actúe como un misil, que golpea en un punto, en un tiempo determinado, haciendo colapsar los sistemas sanitarios, a diferencia de otros virus que actúan en el tiempo como la influenza, por goteo.

Por lo tanto la presión de grupos etarios o por determinadas condiciones como la discapacidad o intereses económicos, que pueden ser legítimos, es más deben resolverse casos puntuales que son la excepción a la regla, pero deben aceptar como conjunto, las “prescripciones médicas de los epidemiólogos, infectólogos y sanitaristas”, que indican como se debe administrar “el remedio” para que sea efectivo. Nadie dudaría de una prescripción antibiótica, pero si se cuestiona una decisión epidemiológica, que en definitiva es en la misma dirección.

También es cierto que esta “prescripción” trae efectos secundarios, como los ocasiona el antibiótico cuando barre la flora intestinal en su lucha con la infección. Las complicaciones que ocasiona la quimioterapia son conocidas por la mayoría de las personas, pero ningún compatriota se niega a recibir un tratamiento, cuando está indicado para eliminar todo vestigio de cáncer.

Entonces cuando existen sectores que pretenden permear la indicación médica de la Cuarentena, lo hacen de ignorantes o especuladores, de agotados por circunstancias de vida en familia a la cual no acostumbran cuando trabajan o presiones de grupos religiosos que claman que hay que dejar transcurrir los designos de Dios. Todos ellos desconocen lo que significa una implosión viral en el seno de la Comunidad, en donde los adultos mayores sufrirán las consecuencias, pero los demás grupos etarios también como comenzó a suceder con los niños en Europa o los ACV en adultos jóvenes de EEUU.

Para concluir entonces, el pueblo argentino está dando un combate a la enfermedad, con una prescripción precisa, cuyo tiempo lo determinará como siempre sucede en la medicina la evolución del paciente, que en este caso lo controlamos con indicadores epidemiológicos después de los cuales se procede a las “prescripciones” políticas, es decir la prolongación o no de la Cuarentena.

Pero es necesario remarcar, que estamos como pueblo recuperando la conciencia social solidaria, que pretendió ser enterrada en nombre una supuesta Modernidad, que una simple molécula como el coronavirus, que ni siquiera es “un bicho”, puso al desnudo, mostrando el rostro del saqueo económico y el desprecio social y humano del neoliberalismo mundial.

COMPARTIR:

Comentarios