ECONOMÍA

10 de octubre de 2019

Julián Dobal de Cortinas Esteban: "No sabemos que hicieron los empresarios. Había trabajo para 6 meses"

Esta vez le tocó a Cortinas Esteban en Moreno, luego de acudir al Ministerio de Trabajo -delegación San Miguel- los empresarios no se presentaron y la cartera laboral dictó la Conciliación Obligatoria. Julián Dobal, delegado fabril explicó que "la empresa alega el artículo 247 para pagarnos la mitad de la indemnización y nosotros sabemos que más allá de la crisis, había trabajo para entregar"


(Moreno, 10.Oct.2019 / A1 Noticias) Otro capítulo desastroso del modelo económico que se vive en la Argentina, esta vez se trata de la empresa Cortinas Esteban, ubicada en el barrio Cortejarena, en la localidad de La Reja. Casi un centenar de trabajadores llegaron al lugar y se encontraron con las puertas cerradas y la información de que la firma iba a presentar la quiebra.

La PyME, dedicada a la confección y venta de cortinas y aberturas en aluminio y PVC, venía atravesando desde hace un tiempo una situación mala en la comercialización de sus productos, aunque “trabajo había”, según explicaron los trabajadores. En estos momentos los ex empleados están llevando adelante un acampe en la puerta de la empresa, encabezadas por referentes de los sindicatos maderero, de la industria del plástico y de comercio.

Gabriel Casco, delegado de la fábrica detalló que "la situación está complicada, cuando fuimos a la audiencia la empresa no se presentó y la delegación del Ministerio de Trabajo decidió firmar la conciliación obligatoria, que nos permite ingresar a la empresa. Si el empresario cumple está normativa, los trabajadores vamos a resolver la situación laboral pero dentro de la fábrica".

La empresa "no ha hecho ningún paso previo para acgerse al artículo 247, y querer pagar el 50% de la indemnización, no han hecho convocatoria de acreedores ni presentaron quiebra", agrega el operario de Cortinas Esteban. "No vamos a negar que hubo reducción del trabajo, pero la fábrica estaba trabajando en un 80% de su capacidad, y por lo que nosotros veíamos el dueño tenía trabajo contratado para cuatro o cinco meses", sostiene Dobal.

También relató que "el empresario debería haber hecho el acopio del material ya que se cotiza en dólar y como las entregas la terminaban a los seis meses es posible que al no acumular el material les provocó este problema. Imaginate que eran contratos cuando el dólar estaba a 20 pesos, porque ellos agarraron la plata y la verdad es que no sabemos que hicieron", se pregunta.

Sobre el futuro, Julián Dobal anticipa que "vamos a continuar con el acampe y la vigilia, nos apoyan muchos sectores de gremios y organizaciones, los compañeros de la CGT Regional y nuestras familias. Gregorio Esteban siempre se quejaba de que teníamos sueldos altos, entre todos los que pertenecemos a la empresa somos unos 90 empleados y lo mejor que pedimos es conservar la fuente de trabajo", señala.  

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios