EL OBSERVADOR LABORAL   7 de enero de 2019

Francisco Montiel: “Tengo el orgullo de haber negociado con Néstor Kirchner la jubilación de muchos portuarios”

Por: Redacción A1 Noticias

“Pancho” Montiel viene de una larga historia de trabajo, “mi viejo era portuario y yo entré en el año ´64 con trece años a trabajar en el puerto en el sector granel”, recuerda. Trabajador de mil batallas, la última la protagonizó luego de la privatización de los ´90 y “el 10 de octubre de 2010, Néstor Kirchner firmó el Decreto 1409, que nos dio la posibilidad de jubilarnos”, dice con orgullo

(CABA, 07.Ene.2019 / A1 Noticias) En el barrio de Derqui, no es un vecino más. Es uno de los hombres que pasaba de madrugada rumbo al puerto ya que la mayor parte de su vida esa fue su actividad. Ingresó en 1964 con sólo trece años y en el final de su trayectoria es uno de los referentes de los trabajadores del puerto.

Por su mente fluyen los recuerdos de infinidad de días y noches de “nosotros que hemos trabajado toda la vida ahí y pensamos jubilarnos”. La historia dirá que el 28 de mayo de 1992 Menem y Cavallo firman el decreto 817 de privatización y la vida de los trabajadores cambio ciento ochenta grados. “A partir de esa fecha fuimos quedando afuera todos los compañeros. Muchos murieron en el camino”, sostiene.

Junto a un grupo de compañeros comienzan la etapa de lucha, primero “para que Menem pierda en 2003, y trabajamos con Néstor (Kirchner) y le planteamos para que tenga en claro lo que nosotros queríamos. Él nos prometió que si el ganaba la presidencia nos iba a firmar un decreto de reparación histórica”, y con mucha emoción evoca que “el 10 de octubre de 2010 en el Salón Sur de la Casa de Gobierno firmó el decreto 1409”.

El decreto presidencial les permitió jubilarse y Francisco Montiel –impulsor de esa reivindicación- relata que “como ninguno teníamos los 30 años de aportes, algunos teníamos 20, otro 18, otro 17, el Estado se hizo cargo de los aportes que nos faltaban, de los catorce años que estuvimos afuera. A mí me tocó conducir el movimiento, “Estibadores portuarios de pie”, que es el movimiento de todos nosotros de hace muchos años y con esa herramienta jubilamos a casi todos los compañeros”.

Su militancia peronista la lleva en la sangre, “Pancho” como le gusta que lo llamen, nació en el ´51. “Cuando derrocaron al general Perón era muy chico no tengo mucha conciencia, cuando volvió en el ´73 estuvo muy poquito porque falleció el 1 de julio del ´74”, realizando una comparación con “toda la etapa de Néstor y Cristina que es una gran felicidad, los que logramos sobrevivir al neoliberalismo encontramos eco en nuestro reclamo”.

Montiel enumera que “todos los del gremio portuario pudieron jubilarse, apuntadores, capataces, marítimos, compañeros de obreros navales. Yo tengo el orgullo de haber conducido, organizado y haber negociado con el Presidente de la Nación, Néstor Kirchner el decreto que hizo posible esa jubilación”.

Sobre la actualidad asegura que “todos nosotros tenemos que estar atrás para apoyar para que Cristina vuelva a ser nuevamente presidenta. Cristina es la candidata y lo que tenemos que hacer cada uno de nosotros es actuar y militar como si fuéramos cada uno de nosotros candidatos, no solamente tenemos que recuperar el salario, es prioridad recuperar la soberanía nacional, la independencia económica y la soberanía política”.

Francisco Montiel enfrenta una próxima batalla, ayer contra Menem, hoy contra Macri, a quien considera “un enemigo de este país, un enemigo de nosotros, vino para destruir todo lo que se había construido con trabajo, con lucha, con sacrificio, con un versito que nadie ya se lo cree. Que la anterior gestión se robó todo”.

Como en sus mejores momentos de pelea contra el neoliberalismo, eleva su voz y le pide “a todos aquellos que son trabajadores, que no son banqueros, que no pertenecen a la oligarquía terrateniente, que no son sojeros, que voten a Cristina porque votando a Cristina es votar por los chicos, los ancianos y en defensa de nuestra querida Argentina”, concluye.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios