POLITICA

29 de agosto de 2018

El triunviro de la CGT quedó entre dos fuegos: Macri y el moyanismo

Por: Redacción A1 Noticias

La salida de Sergio Sánchez, dirigente de Peajes y aliado a Camioneros del Consejo Directivo de la CGT; impulsó a los sectores en pugna a ir sobre la conducción del movimiento obrero. La indefinición del triunvirato quedó enredada entre el guiño a la Casa Rosada y la idea del antimacrismo de rearmar un espacio similar al MTA de los ´90

(CABA, 29.Ago.2018 / A1 Noticias) Hay que tener en cuenta dos parámetros para empezar a entender la profunda grieta que separa al movimiento obrero organizado. El último dato es que esta semana sectores impulsados por Moyano y sus aliados, que suman alrededor de 60 gremios, marcaron el rumbo en un plenario realizado en la Asociación de Pilotos (APLA), del que participó el propio Hugo Moyano, y estuvieron los máximos dirigentes de SMATA, Canillitas, Curtidores, Bancarios y Peajes, y los enrolados en la Corriente Federal.

También hay que recordar que cuando se eligió al triunviro, el 22 de agosto de 2016, votaron 1582 congresales del total de 2191; en cuanto a la cantidad de sindicatos estuvieron representados 124 sobre 213 confederados; con lo cual la ecuación indica que 89 gremios, no participaron. Algunos de ellos se podrían sumar a los sesenta “rebeldes”, con lo que Daer, Schmidt y Acuña quedan profundamente debilitados.

Quizás estos datos hayan sido la clave para entender el anuncio de la CGT de convocar a un paro para el 25 de septiembre. ¿Será este el último manotón de ahogado de los dirigentes cuestionados, que vienen difiriendo una acción de fuerza contra las políticas de ajuste? Ya lo había advertido Hugo Moyano, cuando avisó que “es posible que si sigue esta conducción del triunvirato, algunos más van a renunciar seguramente”.

“Hay que buscar alternativas”, anunció, en lo que sería un nuevo espacio “como puede ser MTA (Movimiento de los Trabajadores Argentinos) que ya se hizo en los '90”; completó el líder camionero. Hay que sumar a la salida de camioneros de la CGT, a los ocurridos anteriormente, cuando la poderosa UOM y la Asociación de Médicos, retiraron a sus representantes del Consejo Directivo.
 
A estos dirigentes que representan a una gran masa de trabajadores afiliados gremialmente, se podrían sumar en las próximas horas, las renuncias de los representantes de Peajes, Canillitas y Ceramistas, con la estrategia final de vaciar de poder al triunvirato. Resta saber si la opinión de las dos CTA y de las organizaciones sociales, sumados a la CTEP que nuclean a los trabajadores de la economía popular de acompañar al sector disidente, deja en minoría a una CGT aliada a Macri y de espaldas a los trabajadores.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios