POLITICA

28 de noviembre de 2019

Escándalo en Morón: Tagliaferro, intentó sentar en el HCD a un concejal inhabilitado

Por: Redacción A1 Noticias

El intendente Ramiro Tagliaferro (Cambiemos) termina su mandato envuelto en un nuevo escándalo. Esta vez la irregularidad ocurrió en la última sesión ordinaria del Concejo Deliberante, cuando el bloque oficialista sentó en una banca al funcionario de PAMI, Rodolfo Bentaverri, infringiendo la LOM para evitar perder una votación

(Morón, 28.Nov.2019 / A1 Noticias) La Ley Orgánica de las Municipalidades rige los destinos de los 135 distritos de la provincia de Buenos Aires desde el año 1958, y quizás esa antigüedad haya sido la causa para que los dirigentes moronenses de Cambiemos y su “renovado” espacio de Juntos por el Cambio hayan decidió no respetar en la última sesión ordinaria del año legislativo.

Aunque parezca un capítulo de una serie de Netflix, la presidenta del HCD, Analía Zappulla autorizó a sentarse en la banca a Rodolfo Bentaverri a modo de concejal trucho de Cambiemos. El Director Regional de PAMI, sin solicitar la autorización para efectuar el reemplazo por la concejal Alejandra Liquitay y manteniendo el sueldo de funcionario en el organismo intentó “dar una mano” para impedir que el Frente de Todos aprobara ordenanzas importantes.

La insólita situación produjo que la totalidad de los ediles opositores se negaran a dar quórum y la sesión se levantó en medio de provocaciones por parte del oficialismo. La importancia de la sesión centraba en dos expedientes, el tratamiento de la Ordenanza preparatoria para la Fiscal Impositiva 2020 y la derogación de la ordenanza por la cual Tagliaferro ordenó sacar el busto del ex presidente Nèstor Kirchner de la plaza central de Morón.

Los rumores advirtieron que la maniobra estuvo generada por la sospecha que las concejalas Alejandra Liquitay y Adriana Ortiz, del oficialismo, acompañarían en la votación al bloque del Frente de Todos. La irregularidad está centrada en que un concejal de Cambiemos asumió una banca sin que la suplente fuera notificada y ambos ediles convivieron en el recinto, convirtiendo al HCD de Morón en un lugar con “una banca extra”.

El “doble” funcionario Bentaverri, pidió ayer asumir su banca para esta última sesión, por la que fue electo en 2015 en el noveno lugar, y habría que leerle detenidamente el Artículo 91 de la LOM que dice: “Los concejales no deberán abandonar su cargo hasta recibir comunicación de la aceptación de sus excusaciones o renuncias”.

Desde el bloque del Frente de Todos emitieron un duro comunicado donde expresan que “lamentablemente, el intendente (Tagliaferro) se va con un escándalo en la última sesión del año dando muestras una vez más de la poca importancia que este gobierno ha tenido con las instituciones y los procesos democráticos”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios