4 de octubre de 2019

Vilma Ripoll: “Que no tengan miedo los gremialistas, no les van a decir golpistas al no hacer nada por los despidos. Les van a decir traidores”

Por: Redacción A1 Noticias

La referente del MST analizó que “la inflación y la devaluación de salarios es una combinación explosiva”, y sumado “al desastre del hambre para los que están desocupados resultan situaciones sociales al borde del estallido”. Las posibilidades del Frente de Izquierda exigen “explicarle a la gente la importancia de tener diputados de izquierda, los únicos que no están atado a ningún compromiso con el capital financiero”

(CABA, 04.Oct.2019 / A1 Noticias) La candidata a senadora provincial Vilma Ripoll recorrió junto a los referentes locales del MST distintos medios de Moreno explicando las propuestas del Frente de Izquierda Unidad. Sobre el tema opinó que “las propuestas que todos hacen hacia adelante –incluyendo a Fernández-, solo muestran que la intención es apagar incendios y así no se resuelven los problemas de fondo”.

Ripoll observa que “hay que recuperar todo lo público que está destrozado, con tantos despidos y suspensiones, los cierres de fábricas, esto produce que la gente que no puede conseguir trabajo, va necesitar el hospital y la escuela públicas. Las obras sociales sindicales también tienen gran déficit porque cada vez tienen menos aportantes, por eso nos proponen hacer un pacto social y esto incluye un acuerdo de salario que terminan pagando los trabajadores”, advierte, recordando que “los pactos sociales en este país, siempre fracasaron”.

Considera que “un pacto con empresarios que hasta ahora nunca tuvieron que poner un peso y ahora lo que quieren es estabilidad, quieren la paz social de los cementerios para que los trabajadores no salgan a protestar y sostener la ganancia en un momento de crisis”, Elevando su voz, asegura que “así no, cuando hay crisis pongan, no siempre pagamos nosotros los trabajadores, por eso nosotros tenemos una decisión para enfrentar eso”, sostiene.

Desde un tiempo a esta parte, muchas comisiones internas, muchos cuerpos de delegados fabriles empezaron a ser conducidos por los sectores de izquierda, Vilma Ripoll manifiesta que “es debido a consultar siempre a los trabajadores haciendo asambleas y no abandonándolos en una situación de mucha crisis. Los trabajadores buscan alternativas y muchas veces no se puede concretar porque la propia burocracia sindical te hace despedir de los lugares de trabajo. Cuando detectan que sos de izquierda, ven el peligro de un futuro dirigente que los va a desplazar y por eso las patronales les dan una mano”, denuncia.

Muy crítica de la dirigencia gremial, asegura que “la CGT trabaja de la mano de Mauricio Macri por eso no hicieron nada. No hicieron nada por el hambre, ni por el sueldo, ni por la falta de trabajo, ni por los despidos; y ahora no hacen nada porque dicen que le van a decir que son golpistas, como dijo Daer el otro día”. La candidata a legisladora bonaerense asegura que “la gente le está diciendo que son traidores, entonces que no se preocupen que no le van a decir golpistas, les van a decir traidores”.

Pone como ejemplo de lucha “a lo que pasó en FATE con los trabajadores de neumáticos, ellos tuvieron que salir a enfrentar el procedimiento preventivo de crisis de la empresa y estuvieron rodeados de trabajadores desocupados, de obreros de otras fábricas y de lo que nosotros llamamos Plenario Sindical Combativo que es la coordinación de todos esos sectores, que fue puesto al servicio de enfrentar a las patronales y a la burocracia, y por ello obtuvieron ese logro”.

Los sectores de izquierda lograron una gran frente de unidad, por ello Ripoll explica que “desde el MST, estuvimos dando pelea desde hace muchos años por la unidad y se lo propusimos a todos, también a los sectores que se quedaron afuera”, enumerando al de “Manuela Castañeira y (Luis) Zamora en Capital, que tiene una concepción muy personalista, y no entienden que si forman parte de un frente, todos tenemos que ceder algo en función de lograr la unidad. Hay que construir en la unidad, en lo sindical y en lo político, para que la izquierda sea una alternativa que dispute poder, hay que avanzar por la unidad y el que no lo ve se lo pierde”, sonríe.

Sobre la performance del FIT el 27 de octubre, considera que “la próxima elección es una pelea, una pelea a pulmón, sin guita, nosotros no recibimos aportes de nadie, es un esfuerzo militante brutal las campañas electorales y tratar de llegar a los trabajadores populares, a las mujeres donde tenemos mucha participación en el terreno del feminismo y de las movilizaciones de todas las olas verdes. Sólo de esta manera podemos sacar cargos, en las cámaras, en los Concejos Deliberantes, y explicarle a la gente la importancia de tener legisladores de izquierda. Somos los únicos que no tenemos nada que perder, los que no están atado a ningún compromiso con el capital financiero y los que denuncian las negociaciones dentro de las cámaras”, concluye Ripoll.

COMPARTIR:

Comentarios