GREMIALES  29 de marzo de 2019

Santa Fe: La fábrica de cerámica Verbano, suspendió por un mes a los trabajadores

Por: Redacción A1 Noticias

En la planta de Capitán Bermúdez se llegaron a producir 12 mil platos mensuales. Hasta el 2016, la empresa abonó los salarios de manera puntual, con ventas que cayeron al 10% de su capacidad y con facturas de servicios de gas y electricidad de 2 millones de pesos, Verbano suspendió a sus 135 empleados y el panorama es incierto

(Capitán Bermúdez – Santa Fe, 29.Mar.2019 / A1 Noticias) Dentro de la cartera de clientes de Faiart Argentina SA, fabricante de la tradicional cerámica “Verbano”, se encuentra Aerolíneas Argentinas, Sancor y Havanna, entre otras, con una producción promedio de 12 mil platos y con una actualidad en las ventas a la baja que no superó las 1.500 mil unidades en el último tiempo.

Esta semana suspendió a sus 135 trabajadores, entre operarios y personal administrativo, durante todo el mes de abril. Los representantes gremiales recuerdan que hasta el año 2016, la empresa jamás adeudó un salario o una factura de algún proveedor “Pero desde hace 14 meses que los números no cierran por ningún lado, las ventas cayeron de forma estrepitosa y los costos de producción se fueron por las nubes”, detalla José Aguirre, del sindicato de Ceramistas de la región.

Los empresarios esperan tener un "respiro financiero" con la suspensión de todo el plantel de trabajo. "Veíamos venir esta situación, porque no hay un solo factor positivo en toda la cadena productiva. Muchos pensábamos que la noticia iba a ser más drástica. Ojala que el panorama pueda revertirse, pero parece muy difícil", explican los trabajadores suspendidos.

La empresa necesita una facturación mensual cercana a los 15 millones de pesos para mantener los motores encendidos, con una venta promedio de 1200 platos, el panorama es incierto. El agravante a la caída de ventas lo provocan los aumentos tarifarios de gas y luz, dos insumos imprescindibles para el funcionamiento de Verbano. Las últimas facturas fueron de 1,3 M de pesos de gas y 320.000 de energía.

La compañía ya sufrió una crisis en la década del ´90 y por esos años decidió lanzar al mercado una línea de productos para un segmento de menor poder adquisitivo, ya que por esos tiempos lideraba el mercado nacional de vajilla de porcelana de gama alta.

Con esa nueva línea de producción logró mantener su rentabilidad aunque debió competir con la apertura de productos importados de Asia a precios irrisorios. Hasta el 2000 promedió una facturación anual de unos seis millones de dólares. La rentabilidad volvió a ser muy buena a partir de 2003 con niveles muy altos de producción, aunque desde que asumió el gobierno de Cambiemos volvió a sufrir un importante desfasaje financiero.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios