ENTREVISTAS  22 de noviembre de 2018

Leo Nardini: “Mentirle a la gente es subestimarla, nosotros prometimos lo que pensamos que podíamos cumplir”

Por: Redacción A1 Noticias

El jefe comunal de Malvinas Argentinas, recibió al equipo periodístico de A1 Noticias donde analizó la situación del distrito, su relación con Vidal, destacando que “nunca hablé mal del anterior intendente, siempre fuimos con propuestas para la gente sin vender humo, prometimos lo que pensamos que podíamos cumplir”

(Malvinas Argentinas, 22.Nov.2018 / A1 Noticias) Leonardo Nardini es uno de los intendentes más jóvenes de la provincia y en el 2015 logró derrotar en las urnas a quien conducía el distrito desde su separación del ex Gral. Sarmiento. Completando su tercer año al frente de la gestión comunal asegura que el secreto es que pese a que desde algún sector “no nos tuvieron fe en la parte electoral 2015, tampoco nos tuvieron fe la parte de la administración pública municipal. Pero lo logramos administrando bien”, asegura.

El distrito cuenta con un importante sistema de salud tampoco, y que esto “que heredamos y que hace de sostén en el corredor norte y con la profundización de la crisis sanitaria que se fue agravando por la falta de inversión del gobierno provincial, muchos vaticinaban que nosotros en treinta días íbamos a colapsar. Superamos la crisis y además abrimos el abanico para ampliar la demanda y más del 50% de la atención que brindamos es a vecinos de otros distritos”, explica.

Nardini ofrece datos que son contundentes, el año pasado realizaron “más de 2.600.000 consultas auditadas por el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires”, en un municipio que alberga a 360.000. Malvinas ofrece salud pública de excelencia y por ello “entendiendo la situación de coyuntura”, aclarando que “seguramente el vecino de Malvinas se ofusca conmigo porque hay demoras en los turnos, pero como dirigentes políticos tenemos una responsabilidad y debemos permitir a la gente de otro distrito y a nivel institucional tenemos que tratar de colaborar para atenderlos que aunque no voten en Malvinas son seres humanos”, puntualiza.

Una gestión nacional y provincial de distinto color político a la raíz peronista del jefe comunal podría generar un enfrentamiento con Vidal, de quien asegura tener “una relación respetuosa con la gobernadora y de marcarle críticamente con mucho respeto para adentro. Nunca haciendo una operación mediática o queriendo sacar un rédito político de las cosas que uno no veía bien y creo que he sido respetado por eso”, sostiene.

Y metido en la respuesta de corte político agrega que “no he tenido que ser descalificativo así como tampoco he tenido que ser descalificativo en la campaña del 2015 con el que era el intendente de Malvinas Argentinas”. En referencia a Cariglino recuerda que “no necesite hablar mal de él y sostuve que habría que conservar lo bueno como una política de Estado”.

Nardini afirma que “la gran diferencia es si no cumplió”. Diseñó su campaña que lo llevó al triunfo “con un mapeo de cada localidad diciendo lo que íbamos a hacer, la construcción de troncales principales porque sabíamos que no le vendíamos humo a la gente”. Malvinas tiene sobre un total de 10 mil calles, “más del 54% de tierra y una gestión que estuvo más de veinte años, dos décadas, cinco mandatos no lo pudo hacer era incongruente decirle a la gente que lo íbamos hacer en cuatro años pero sí que íbamos a construir los troncales principales para interconectar a nuestros vecinos de diferentes barrios”, dice. “Lo hicimos en menos de lo que culmina un mandato y todo lo complementario que pudimos hacer es yapa o sea que no le vendimos humo a la gente”, asegura.

Muy analítico de su gestión, Nardini reconoce como materia pendiente “lo que respecta a los complejos habitacionales, tema que no pudimos conveniar con la Provincia porque no hay una política de estado a nivel provincial por estos recortes que hay a nivel presupuestario que derraman del presupuesto nacional por el ajuste que están haciendo y que no lo pudimos llevar adelante”.

Tiene tiempo para dedicar un párrafo a los que “hoy están en Cambiemos a nivel local que antes fueron parte del Frente para la Victoria, del Frente Renovador y que han saltado por todos lados”, aseverando que “cuando construyeron los planes habitacionales lo hicieron con fondos de Nación y Provincia, pero ellos decían que eran con fondos municipales”. Pone como ejemplo “lo que me dice un vecino a través de Twitter sobre los baches en la 197, preguntando pero como eso no lo hizo el intendente anterior?” Nardini recuerda que “en la revista de campaña que repartían en el 2015 era como que lo habían hecho ellos, entonces la verdad que mentirle a la gente es subestimarla”.

Con una concepción política propia de una nueva dirigencia, el intendente Nardini considera que “hay que explicarle bien las cosas a la gente, que decide en base a lo que ve”, y lo compara con la campaña marketinera del “timbreo que cuando salen a hacerla los sábados es como que estuvieran redescubriendo Malvinas”. Analiza que “parece que encuentran que más allá del palacio municipal había vecinos, había barrios, había calles de tierras, que había lugares que se inundan”.

“Yo lo reconozco”, asegura. “La diferencia es que uno lo reconoce y otros decían que Malvinas no se inundaba más y estaba todo echo”, señalando que en política para buscar la solución hay que reconocer el problema, y “si uno lo reconoce y trata de trabajar respecto a esa cuestión que reclama la gente y puedan existir soluciones paliativas o definitivas y se trata de poner la cara a algunos le gustara a otros no, no se puede conformar al cien por ciento al electorado pero uno siempre tiene que estar para tratar dar una respuesta guste o no guste pero diciendo la verdad”, dice Nardini.

De manera muy sincera, prefiere “decir la verdad y que la gente diga no me lo solucionó, pero me dijo la verdad antes que andar diciendo si quédate tranquilo te lo vamos a solucionar mañana y el mañana no llega nunca”, situación que al vecino le parece extraña, cuando ve a “dirigentes más jóvenes que piensan o cuando un intendente sale en un año no electoral a caminar por un barrio”, recordando que “había el prejuicio que los dirigentes políticos salen a buscar el voto cuando estábamos próximo de la  elección”.

Sobre el final de este análisis donde compara distintas miradas sobre el rol de la política, Leonardo Nardini reflexiona que “son cuestiones de un paradigma que nosotros planteamos en la política local y que lo tratamos de trasladar a otros compañeros de nuestro espacio político a nivel seccional o provincial también. Hay que estar siempre, no solamente cuando viene una elección y después la que define es la gente a través de las PASO o de la elección general”, concluye.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios