POLITICA

7 de octubre de 2018

La crisis de nervios de Cambiemos tiene nombre de mujeres, CFK y Carrió

Por: Redacción A1 Noticias

Un gobierno nacional que basa toda su política en números y planillas de Excel, aparece acorralado precisamente por los datos de la realidad. Alta inflación, aumento del desempleo y encuestas propias que anuncian que no habrá 2019 para Macri. Sumado a la pelea interna que mantiene con la fiscal de la República, Elisa Carrió

(CABA, 07.Oct.2018 / A1 Noticias) Cuando se conocieron los números de la consultora TresPuntoZero, una encuestadora oficial, que anticipa el triunfo de la ex presidenta Cristina Kirchner en las elecciones del próximo año, las caras de preocupación de la mesa chica de Cambiemos fue de perplejidad.

Hace unas semanas, la preocupación presidencial estaba centrada en la posibilidad de que Cristina Fernández superará a Macri en intención de votos; pero el nuevo muestreo encendió las luces rojas. Por primera vez, los ciudadanos consultados que decían “nunca la votarían”, mutan a la opción “la votaría”.

La explicación está centrada en los reiterados aumentos de servicios, combustibles y alimentos que llevan a la clase media a consumir menos o adquirir productos de terceras marcas, y el votante observa como única opción opositora con chances de triunfo a CFK, para salir de esta situación.

Según el estudio de TresPuntoZero, Cristina alcanza un 38% y Macri, quedaría seis puntos atrás, con un 32%. En el tercer escalón aparece el peronismo no kirchnerista, (con Massa como opción) casi sin opciones de terciar en la disputa con un magro 11% y la izquierda de Del Caño con un 4%.

La ex presidenta tiene un voto consolidado del 35%, y las reiteradas operaciones judiciales y mediáticas utilizando el tema de los cuadernos no le disminuyen su caudal de votantes. Macri mantiene un 30% del denominado “núcleo duro”, o sectores anti K, que aunque reconocen problemas en la economía, votarían a Cambiemos para que no “vuelva el peronismo”.

De un porcentaje importante de indecisos que en elecciones pasadas eligieron a Massa o a Randazzo, hoy eligen a Cristina en una proporción de 3 a 1 en relación a Macri, cuando en encuestas pasadas el resultado era de manera inversa. La explicación la da Julián Libonatti, analizó que “ante la caída del rechazo a votar a Cristina, ese mantra de personas que no estaban a dispuestas a votarla bajo ningún concepto que se mantuvo inalterado desde el 2015, también se traslada a su imagen, que viene creciendo en los últimos meses”.

Uno de los datos que preocupan al gobierno, es el bajo nivel de aceptación de Massa, a quien veían como posible opción que no supera los 10 puntos, y que aseguró ante dirigentes sindicales que “iría a una interna o PASO con el kirchnerismo sino se presenta Cristina, por que si va de candidata me parece que nos gana por paliza”.

De allí viene el nerviosismo del gobierno, ya que Elisa Carrió en la última semana amenazó con dejar a alianza Cambiemos porque tiene información proveniente de la Embajada de EE. UU., que “si CFK no va presa, nos gana a todos”, por eso avanzó contra el ministro Garavano y otros integrantes del gobierno que quieren “ganarle a Cristina, para que no vuelvan más”.

El gobierno y la mesa chica de Cambiemos mira con nerviosismo el escenario, ya que más allá de “operaciones” contra dirigentes K; de la importante cobertura periodística que le brindan al peronismo “perdonable” de los Massa, Pichetto y Urtubey; la ex presidenta en una campaña silenciosa, continúa construyendo con distintos sectores del peronismo, suma los gremios combativos y los movimientos sociales para consolidar un gran frente que le permita ganar en primera vuelta el año próximo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios