MUNICIPIOS

3 de agosto de 2018

Educación: La sociedad se expresó por las dos muertes evitables

Por: Redacción A1 Noticias

Con una segunda marcha por el centro morenense y que se repitió en distintos lugares de la provincia, reclamando Justicia por las muertes de Sandra y Rubén en la escuela 49, la comunidad educativa se expresó en busca de los responsables de lo que aseguran “no fue un accidente, fue un asesinato”

(Moreno, 03.Jul.2018 / A1 Noticias) Hernán Pustilnik era compañero de tareas de las víctimas y recordó que “la vice Sandra era la primera en llegar a la escuela, y junto a Rubén, eran los últimos en irse. Siempre estaban comprometidos en procurar que los chicos tuvieran su comida, su mate cocido caliente…”, visiblemente emocionado aseguró que “esto no fue un accidente sino un asesinato y la responsable es la gobernadora Vidal”.

La mayoría de los entrevistados aseguró que “hoy tenemos que despedir a dos grandes personas, esperamos que la sociedad nos siga apoyando en nuestra lucha para obtener justicia”.

Durante la jornada de ayer, la líder del Movimiento Evita, Mariel Fernández, advirtió que “venimos denunciando que las cocinas de las escuelas estaban rotas, que nuestros pibes pasan hambre”, y sumó a la lista de responsables además del gobierno bonaerense “al interventor Sebastián Nasif”.

Por su parte, Gladys -auxiliar de la Escuela 49-, con voz entrecortada sostuvo que “es muy grande el dolor por la pérdida de mi compañero Rubén y la directora Sandra, ellos eran mis  compañeros y amigos en la escuela”.

En representación de ATE, gremio donde militaba Rubén Rodríguez, se expresó el secretario general Walter Cravero. “Este es el límite, no podemos permitir más ajustes en Moreno ni en la provincia, tenemos que construir los caminos de unidad y así ponerle freno a la voracidad de estos gobiernos”. También inquirió sobre los responsables, “la educación debe ser una política de Estado, por eso Macri y Vidal son los responsables y tienen que pagar por estas muertes que son asesinatos, los trabajadores no podemos admitir que se mueran los compañeros en el trabajo”, concluyó.

Uno de los mensajes que produjo mayor emoción fue el del hermano del portero. Diego Rodríguez, agradeció “con toda el alma que hoy estén acá, estoy muy mal por lo que le pasó a mi hermano, quien era un excelente tipo y deja el ejemplo de un trabajador que se levantaba todos los días a calentarle la leche a los alumnos, y que fue lo último que fue a hacer junto a la directora…”, y entre lágrimas levantó las manos al cielo gris y aseguró que “esto no va a terminar acá. Justicia hermano”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios