Martes 30 de Noviembre de 2021

Hoy es Martes 30 de Noviembre de 2021 y son las 14:55 ** La Agencia de Noticias “A1 Noticias”, fue declarada de Interés General y Legislativo, por Ordenanza Nº 6236/19 del HCD de Moreno ** GACETILLAS DE PRENSA por mail a ideas.comunica@gmail.com ** A1 Noticias **

  • 25.6º

25.6°


ECONOMÍA

16 de febrero de 2021

José Luis Barreiro: “La militancia peronista debe salir a explicarle a la sociedad que la gran pelea debe ser por la redistribución de la riqueza”

Ante el proyecto de modificación del piso del mínimo no imponible para la cuarta categoría llevándolo a 150 mil pesos, el dirigente de la Usina de Ideas nos dejó sus reflexiones. Consideró que “hay una deuda pendiente con los sectores medios que tienen un trabajo estable con relación de dependencia y que no habían sido tenidos en cuenta durante la pandemia”

(Moreno, 16.Feb.2021 / A1 Noticias) Barreiro recordó que “el denominado ´impuesto a las ganancias´ nació como ´impuesto a los réditos´ en 1932, durante el gobierno de facto de José Félix Uriburu, con el objetivo de paliar el déficit fiscal. En 1999, durante la presidencia de Fernando De la Rúa, el ministro Machinea creó la famosa ´tablita´ que permitía sacarle hasta el 35% de los ingresos a los asalariados, lo que se convirtió en una pesadilla para la clase media”.

El joven dirigente también explicó que “en la campaña 2015, Mauricio Macri prometió eliminar el impuesto a las ganancias y nunca lo cumplió, al contrario durante el gobierno de Cambiemos la cantidad de contribuyentes trabajadores alcanzados se duplicó”. Para la Cuarta Categoría se incluye como ganancia obtenida por el trabajo personal en cargos públicos, jueces, funcionarios o empleados de la justicia y de empleados en relación de dependencia y las jubilaciones, pensiones, retiros o cualquier subsidio con origen en el trabajo personal, entre otros.

En relación a esto, José Luis Barreiro expresó que “estoy convencido que se debe producir una reforma de fondo, no podemos considerar el salario que perciben nuestro trabajadores y trabajadoras como una ganancia. Es un contraprestación por una tarea que realizan, no participan en las ganancias de las empresas y por ello no debería ser aplicable”, afirmó.

Otra de las profundas reformas que imagina es “lo que ocurre con los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, que mediante una acordada de 1996, establecieron la ´inaplicabilidad´, lo que dejó fuera del impuesto a los jueces. Esta es una medida que desata mucha polémica, ya que pareciera que hay ciudadanos de primera y los trabajadores somos vistos como ciudadanos de segunda”.

Otro de los temas polémicos es que “hace muchos años la retención sólo afectaba a los niveles gerenciales de las empresas, en cambio, con las mejoras logradas por algunos sectores en las discusiones paritarias, vemos que cada año se fueron incorporando cada vez a más trabajadores en el descuento por ganancias”, sostuvo Barreiro.

“Con la propuesta de elevar el piso de los sueldos que pagan Ganancias a los haberes mensuales que no superen $ 150.000, se propone un maquillaje, ya que en poco tiempo muchos de nuestros trabajadores superarían esa cifra y volverían a ser alcanzados por este ´impuesto discriminatorio´. Como dato importante hay que aclarar que hoy pagan el impuesto los empleados solteros con sueldos superiores de $ 74.810 y los casados con dos hijos lo abonan a partir de $ 98.963”, manifestó.

Como corolario, el dirigente de la Usina de Ideas expresó que “el gobierno ayudó en plena crisis por la pandemia a los sectores más vulnerables con el IFE, con la asistencia alimentaria, pero considero que había una deuda pendiente con los sectores medios que tienen un trabajo estable con relación de dependencia y que no habían sido tenidos en cuenta. A partir de la aprobación de este proyecto, todos los y las trabajadoras que superen esa cifra recibirán ese beneficio de excepción de pago al impuesto a las ganancias”.

“Una de las prioridades del gobierno debe ser que los sueldos no pierdan poder adquisitivo ante la inflación y este proyecto deberá ser entendido en ese sentido porque para que nuestra economía comience a reactivarse debe aumentarse el consumo interno. Los militantes del peronismo debemos explicarle a la sociedad que la gran pelea debe ser lograr la redistribución de la riqueza, que hoy está en manos de unos pocos y debe estar en la gran mayoría de nuestro pueblo”, concluyó Barreiro.

COMPARTIR:

Comentarios