OPINIÓN

26 de octubre de 2019

Alejandra Loucau: “El principal problema de Chile es que se ocultaba la desigualdad, con muchos pobres y pocos ricos”

La periodista de temas internacionales realizó un análisis de la situación en Chile, alertando sobre “los testimonios gravísimos de violaciones a los derechos humanos, torturas y detenciones ilegales”. Considera que la situación se produce debido a que “nos dijeron que Chile era un oasis en Latinoamérica, que gozaba de unos excelentes índices económicos y en realidad el problema es la desigualdad de ese país”

(CABA, 26.Oct.2019 / A1 Noticias) Lo primero sobre lo que pone énfasis Loucau es “en algunas normas de medir la economía en el mundo que son un poco abstractas, y eso nos llevó a que nos digan que Chile era un oasis en Latinoamérica, porque gozaba de unos excelentes índices económicos, resultan abstractas como por ejemplo medir un país en relación a su PBI. El principal problema es la desigualdad que es mucho más profunda que un coeficiente económico y por supuesto era algo que no se decía, se ocultaba la creciente desigualdad que vive Chile, con muchos pobres y los pocos ricos”.

Sobre lo conflictivo de la situación, con las restricciones que impuso el gobierno del presidente Piñera, alerta por “testimonios gravísimos de violaciones a los derechos humanos, torturas, detenciones ilegales, un uso  abusivo de parte de las fuerzas armadas”. Esto es debido al fuerte reclamo en las calles de la sociedad chilena con “muchos pobres y pocos ricos, una escasa clase media, con servicios básicos privatizados como la salud desde los años ´80 durante la dictadura”, detalla.

Alejandra Loucau recuerda que “Chile no tuvo Asamblea Constituyente después de salir de la dictadura de Pinochet por lo tanto los derechos democráticos están muy limitados. Los hogares tienen que endeudarse muchísimo para poder sobrellevar una calidad de vida digna y eso llevó a algunos reclamos anteriores como fue la ´lucha de los pingüinos´, donde se peleaba por la educación gratuita. Todos estos antecedentes llevaron a una especie de agotamiento de la mayoría de la población que sale a protestar porque está cansada de la desigualdad y de un presidente que aplica un modelo neoliberal”, sostiene.

En detalle explica “el tema de la salud que es privada, y uno de los responsables de la privatización de esto es el hermano del presidente Piñera en los años ´80. También están las pensiones, el sueldo básico que es mínimo y más allá que existe la Central Única de Trabajadores (CUT), que es muy fuerte existe una gran fragmentación sindical o sea que podemos ver en una sola empresa 30 sindicatos sin exagerar, eso también contribuye a la fragmentación en la lucha”, afirma.

Loucau considera que “la mesa de unidad convocada por la CUT está teniendo bastante éxito, porque están parando sectores de la salud, del cobre. Los trabajadores del cobre son muy importantes en la economía de Chile a partir de un modelo donde Chile había sabido aprovechar los beneficios del extractivismo y por eso su economía está intacta y gozaba de buena salud, sabemos ahora que eso no es verdad, lo sabíamos desde antes pero bueno no se lograba filtrar en los medios que decían otra cosa”.

También sostiene que “el estado chileno tiene fuerzas represivas mucho más violentas, en Chile existe esa costumbre de reprimir por herencia de la dictadura de Pinochet. Las movilizaciones que se ven son mucho más masivas que en otras ocasiones pero siempre fueron reprimidas muy fuertemente y ahora vemos a carabineros yendo a buscar a estudiantes ingresando en viviendas de manera ilegal. Aunque podría decirse legal e ilegal porque en realidad el toque de queda otorga una mano libre a las fuerzas de seguridad para cometer abusos”, aclara.

Desde los organismos de DD HH “hemos recibido denuncias de centros de torturas, mujeres que denunciaron violaciones por parte de las fuerzas de seguridad, las fuerzas preventivas están mucho más empoderadas y son más violentas”, indica. “Tenemos que empezar a ver con atención que los neoliberalismos están dispuestos a practicar la violencia con mucha impunidad porque observamos que la comunidad internacional está permitiendo que Piñera ejerza esta represión sin problema”.

La organización de las protestas es otro tema clave, ya que Alejandra Loucau cree que “en Chile hay espontaneidad, más allá que hay organizaciones que están tratando de conducir la protesta. Los partidos de la Concertación, el Partido Socialista y el Partido Comunista, que han tenido la actitud de no sentarse a negociar aunque Piñera viene llamando al diálogo hace varios pueden llegar a capitalizar este descontento. Por otro lado están las organizaciones obreras, veremos cuando esto se calme si hay algún líder que cristalice el descontento”.

Este fin de semana se produjeron las movilizaciones más masivas, “lo que complica el diálogo en este contexto, y aunque el día martes Piñera anunció una serie de reformas que yo llamo ´cosméticas´. Una especie de medidas de manual neoliberal para salir de la crisis que lo único que logró que la gente salga  masivamente a las calles. En Chile el diálogo es poco creíble”, sostiene la analista de temas internacionales.

Obviamente que todos se interrogan sobre la posibilidad de la renuncia del presidente Piñera que según Loucau “está en la mesa, está en la declaración de la CUT. Hay una exigencia de renuncia y es como la primera demanda de los manifestantes, es difícil saber si las manifestaciones se van a prolongar en el tiempo o si esto significará una derrota de Piñera y los va a unir. Si puedo afirmar que los chilenos están en las calles resistiendo la represión y son cada día más en vez de ser menos, aunque si queda claro que lo más grave es la vulneración de derechos del pueblo chileno”, concluye Loucau.

COMPARTIR:

Comentarios