27 de septiembre de 2019

Hugo Natale: “La situación es terrible, la gente viene a las panaderías y pide 20 ó 30 pesos de pan”

Por: Redacción A1 Noticias

El dirigente de la Asociación de Panaderos del Gran La Plata, que nuclea a más de 300 comercios del sec-tor consideró que “la harina tiene precio dólar, situación que no ocurría con el gobierno anterior, porque se disponía de un cupo de trigo para el consumo local”. Natale agregó que “nos afectó el aumento de las tari-fas de luz y gas y esto provocó el cierre de muchas panaderías”

(La Plata, 27.Set.2019 / A1 Noticias) Uno de los elementos esenciales en la mesa de todas las familias argentinas es el pan, aunque por estos tiempos se observa una merma en el consumo por los bajos salarios de los sectores más humildes. Po ello el titular de la Asociación de Panaderos del Gran La Plata asegura que “es muy compleja la situación que está viviendo el sector”.
 
Uno de los insumos básicos es la harina, que “desde hace mucho tiempo tiene precio dólar y con el gobierno anterior no pasaba, porque se disponían de 4 a 5 millones de toneladas de trigo para el consumo local, con un valores de referencia de nuestro país. Todo esto no ocurre y se dolariza, independientemente si a nosotros se nos cobra en dólares o en pesos”, señala.
 
Natale compara esta situación “con la hiperinflación del ´89, cuando se cobraba en dólares la harina y las causas son porque hoy, el mercado del grano está en manos del poder financiero y no de los productores. No existen pequeños productores que puedan depender de su trigo, y esto provoca que la harina esté cara, aunque no es el único problema de las panaderías”, advierte.
 
El dirigente del sector considera que “un excesivo aumento en la harina no complica tanto los precios, sino que el problema mayor, ha sido el aumento terrible de las tarifas de luz y de gas, que han llevado por las nubes el costo del panadero y encima todo el resto de la materia prima, como las manteca, margarinas, está también dolarizado, por la exportación de otros productos”, recuerda.
 
Con una gran retracción en la venta, Hugo Natale analiza que “de alguna manera nuestros comercios estaban subvencionando el valor del pan porque se vendían otros productos con mayor valor agregado. Hoy las cosas están tan mal que solo vendemos un poco el pan, es nuestra venta esencial. Por la situación económica general no se vende casi nada, y muchos clientes nos piden 20 o 30 pesos de pan, que no alcanza a ser un cuarto kilo”, explica.
 
“De esta manera hay que poner todos los productos casi al costo y tampoco se puede subsistir así, es muy complejo el momento que están pasando las panaderías”, sostiene. “La situación es terrible, hay algunos con algún resto del período anterior al 2015 que fue una muy buena etapa para el comercio, pero otros panaderos no pueden soportar más”, alerta el dirigente sectorial.
 
Sobre el final, considera que si no hubiera existido “esa especie de colchón hubieran cerrado el 50% de las panaderías, hoy estaríamos hablando de un cierre de 15.000 panaderías en el país, eso significaría una catástrofe, es muy lamentable lo que está sucediendo, aunque tenemos mucha esperanza de ver un cambio en la política económica”, se ilusiona con la llegada de un nuevo gobierno.

COMPARTIR:

Comentarios