7 de septiembre de 2019

Baradel: “En provincia se necesitan 500.000 cupos más en los comedores escolares y el gobierno hace oídos sordos, no les importa”

Por: Redacción A1 Noticias

El Secretario General de SUTEBA fue entrevistado en El Observador Laboral donde solicitó la declaración de la emergencia alimentaria y los impactos que produce la falta de cupos en los comedores escolares. También denunció que “el gobierno de Vidal no toma las nuevas incorporaciones, no hace caso a los pedidos de las escuelas y de los consejos escolares. Hoy faltan 500 mil cupos en la provincia”

(CABA, 06.Set.2019 / A1 Noticias) En un primer análisis, Baradel aseguró que “entre el año pasado y este año se profundizó mucho la crisis, hay muchas familias que no pueden poner todos los días un plato de comida sobre la mesa”. Esta situación se agrava ya que “el monto que destina el Estado para los comedores escolares es muy bajo, 27 pesos por pibe, hoy lo aumentaron a 29 pesos”. Cantidad que calificó de insuficiente, debido a que “la devaluación pulverizó esa cifra”.

Debido a la crisis, los comedores escolares no dan abasto y por ello el dirigente gremial sostiene que “en la provincia se necesitan más de 500.000 cupos nuevos por la situación social y el gobierno pareciera hacer oídos sordos, no les importa. Sólo escucha al Ministro de Economía para cuidar el tema de los dólares, sólo ven cuanta fuga de capitales o cuanta especulación financiera más pueden desarrollar para incrementar las ganancias de algunos y no fijarse o reparar lo que está pasando con los que menos tienen”.

La modalidad para adjudicar nuevos cupos es responsabilidad del “gobierno provincial, ellos mandan primero no por la cantidad de alumnos que tienen, sino establecen un promedio de asistencia. No están tomando nuevas incorporaciones y no  están haciendo caso a los pedidos de las escuelas y de los consejos escolares”, asegura el titular de SUTEBA.

Asegura que con el monto de 29 pesos “ningún funcionario debe darle de comer por ese dinero a sus hijos y como esos chicos no van a las escuelas públicas o no están sufriendo, no saben lo que es que un papá o una mamá que no pueda poner un plato sobre la mesa, directamente no les importa”, reitera.

Esta situación está agravada “en los establecimientos que tienen cocinas, porque en muchos de esas escuelas no tienen gas y les dan de comer alimentos fríos a los chicos”, agrega Baradel. Sostiene que “se puede salir, reclamando, llevando tranquilidad, actuando con responsabilidad pero con unidad con los docentes bonaerenses y el conjunto de las organizaciones sociales”.

Está seguro que “las organizaciones sindicales y sociales tienen que continuar reclamándole al gobierno que tome medidas para paliar esta situación”, reconociendo que “la salida es política y el pueblo lo mostró en agosto y creo que lo va a volver a repetir en octubre”. Coteja la actual crisis con “la del año 2001, hay cosas comparables y cosas que no, pero la verdad que el tema de la crisis social se empieza a sentir bastante. Por ello es importante que hay que tener mucha inteligencia y tranquilidad”, concluye.

COMPARTIR:

Comentarios