30 de agosto de 2019

Pablo Abramovich: “La crisis social tiene relación directa con el índice de delitos. El foro de familia incrementó el ingreso de causas un 32% en tres años”

Por: Redacción A1 Noticias

El secretario general de la Asociación Judicial Bonaerense (AJB), expresó que “la gobernadora y sus ministros tienen que resolver un montón de cosas antes de irse”, luego del reclamo por la reapertura de paritarias para los estatales. Esta situación “plantea un escenario sumamente complejo” y hay “una desinversión en el sistema de salud, la educación, la justicia y las políticas públicas”, afirmó

(CABA, 30.Ago.2019 / A1 Noticias) El dirigente gremial analizó que “gran parte del daño producido en estos cuatro años, lleva a una situación urgente de responsabilidad de la gobernadora (Vidal) de abordar de inmediato que en primer lugar tiene que ver con el salario”. También recordó que durante el 2018 “la gran mayoría de los gremios estatales no cerramos paritarias porque la gobernadora decidió que el aumento salarial que podría ofrecer estaba más de 15 puntos abajo de la inflación, situación agravada porque la inflación proyectada para todo este año está entre el 30% y 50%”, afirmó Abramovich.

La propuesta salarial de la mandataria provincial para los estatales es del 29%, y “la no reapertura de la paritaria plantea un escenario sumamente complejo. No creo que haya un cambio radical de inmediato de la política de este gobierno y la coyuntura que atraviesa el país con el golpe de mercado que hubo después del 11 de agosto y con medidas que Vidal viene anunciando en los medios y que nunca aparece. El plan nacional ha sido por un lado la desinversión en las grandes áreas sensibles del estado bonaerense como que son los sistemas de salud, educativo, judicial y otros planes de políticas públicas”.

Desde la AJB “estamos convencidos que fue este plan ha tenido un costo muy grande para el gobierno, ya que dos de cada tres bonaerenses no solamente le dijeron que no querían continuar con este proceso en el ámbito nacional sino también en la provincia de Buenos Aires, donde era supuestamente la dirigente política con mejor imagen de la alianza gobernante. Hubo una conciencia fuerte del camino que estaba transitando la provincia, y que era necesario ponerle un freno a esas políticas que ajustaban en general a todos los sectores que además vienen deteriorando las condiciones de vida de más de 600.000 trabajadores del Estado provincial”.

Minutos después de la importante movilización de estatales en la ciudad de La Plata, Abramovich sostuvo que “en general las respuestas nunca son inmediatas a la medida de fuerza porque mostraría sus debilidades. Este gobierno parece no tener respuesta, no tener política para enfrentar estos hechos que se repiten en toda la provincia en estos 4 años y en particular en este 2019 y es una actitud sistemática de no abrir el dialogo”.

Además desde la organización sindical denuncian “las condiciones de trabajo de los trabajadores, donde vemos el área de infraestructura en abandono, la desinversión es enorme, el congelamiento de las plantas crece, la tarea del poder judicial se multiplica, todo esos son deudas que no se pueden discutir porque el gobierno no se sienta. Una gobernadora que dice que después de las PASO, entendieron que uno de los problemas era que no habían escuchado a los bonaerenses, siguen sin escuchar”, afirmó.

En tiempos de crisis social, Pablo Abramovich manifiesta que “se multiplica el trabajo del poder judicial, porque la crisis social tiene una relación directa con el índice de  delitos”, ejemplificando que “en tres años, en el foro de familia, uno de los más sensibles de la provincia, se incrementó el ingreso de causas en un 32%, a un ritmo del 10% anual. Esto es un crecimiento inverosímil”, cuantifica. Si esta realidad “no va acompañado con dotaciones de mayor cantidad de personal, la creación de nuevas dependencias, provoca un virtual colapso e implica una situación de indefensión de las personas”, asegura.

Grafica que los “dos Juzgados de familia de Moreno, están en una situación límite, logramos con la lucha que se ponga fecha de apertura a un nuevo juzgado de familia que tendrá sede en la ciudad de General Rodríguez, pero aun así es insuficiente. Es necesario crear varios jugados más, porque esta situación se repite en toda la provincia, incluso la Suprema Corte viene reclamando al gobierno provincial, que hay que poner presupuesto, que hay que crear dependencias y le dice donde hay que crear esos juzgados, uno de esos lugares prioritariamente es el Departamento Judicial Moreno – Rodríguez”, realta el dirigente de la AJB.

Por último destacó “el rol y el esfuerzo que hacen más de 24. 000 trabajadores judiciales de toda la provincia, aunque que separar de quienes gobiernan porque no son los mismos roles y responsabilidades. Compartimos plenamente la críticas que hace la sociedad sobre el funcionamiento de la justicia, porque es lenta, no es ecuánime, porque no garantiza derechos y porque la justicia es uno de los poderes del Estado que menos se ha democratizado”, denuncia.

Desde su experiencia como trabajador de la Justicia considera que el problema radica en “el sistema de selección de magistrado que depende de una lógica de las corporaciones políticas que deciden quienes son jueces, quienes son fiscales defensores. Hay que avanzar en un sistema de selección democrático, con participación de la sociedad, con audiencias públicas, por eso creemos que el cambio de gobierno es una gran oportunidad para producir esos cambios en la justicia”.

Abramovich sostiene que “la justicia tiene dos problemas centrales, uno es el presupuestario que es el estructural en la provincia, y el otro tiene que ver con un proceso de democratización donde el poder judicial le rinda cuentas a la ciudadanía, esto garantizaría la trasparecía de los actos. Desde la AJB creemos que en ese debate todos los trabajadores judiciales tenemos un rol fundamental porque conocemos las carencias y los principales problemas del sistema”, concluyó Abramovich.

COMPARTIR:

Comentarios