ECONOMÍA  5 de enero de 2018

Moreno, Castelar y Merlo: Anuncian cierre de las sucursales de Disco y Vea

El Grupo Cencosud de capitales chilenos, anunció el cierre de los centros de compras Disco de Moreno y Castelar y Vea de Merlo. Las ventas del sector supermercadista no fueron buenas durante los últimos meses debido a la difícil situación económica del país y debido a eso, el grupo empresario argumenta no poder sostener los aumentos de los gastos fijos

(CABA, 05.Ene.2017 / A1 Noticias) La primera sucursal que bajará sus persianas es Vea Merlo, ubicado en Av. Libertador 28, en la zona céntrica del distrito. Allí quedarán cesantes 40 trabajadores y desde el Sindicato de Empleados de Comercio, anunciaron que ya se inició una negociación para que puedan ser reubicados en otras sucursales.

Respecto de los supermercados Disco, ubicados dentro del Nine Shopping de Moreno y en Av. Arias 3247 de Castelar, voceros de Cencosud adelantaron que podrían ser los próximos cierres. En ambos casos aducen que las aperturas de los hipermercados COTO en cercanías a los centros comerciales provocan un fuerte impacto en las ventas.

El grupo económico Cencosud es dueño de los centros de compras Vea, Disco, Easy, Jumbo y Blastein. Este última es donde se ofrecen productos para construir, refaccionar, remodelar o decorar hogares y oficinas y precisamente en julio del año pasado cerraron la sucursal Quilmes dejando cesantes a 20 trabajadores.

En la Argentina, Cencosud emplea cerca de 15 mil personas y en el último semestre comenzó a reducir su planta de trabajadores en las distintas empresas que controla, debido a no poder afrontar mensualmente el alquiler de sus espacios originado en algunas sucursales y advierten que los “números no cierran” frente a la caída del consumo.

También trascendió entre grupos de trabajadores de Carrefour, que circulan versiones sobre un fuerte achique en sucursales de la multinacional francesa que afectarían al menos a diez sucursales. Contabilizándose entre las primeras de los posibles cierres las ubicadas en Ituzaingó, Villa Tesei y Moreno, del GBA y otras localizadas en barrios de la capital argentina.

La firma ya desechó 800 trabajadores en los últimos dos años e inició una reconversión a locales más pequeños o de cercanía denominados Express, situación que fue denunciada ante el Ministerio de Trabajo por los dirigentes gremiales debido a que “al achicar la estructura se quedan con cinco empleados por cada local que realizan las tareas de diez personas”. En este tipo de minimercado “el mismo empleado debe realizar tareas varias, es cajero, repositor y encargado y como la cantidad de trabajadores por local no habilita la designación de delegados, no tienen como defenderse”, concluyeron.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios